Con «licitación a modo» alcaldía de Tlalpan adquiere 10 mil luminarias

La alcaldía de Tlalpan adquirió 10 mil luminarias a través de una licitación por 53 millones pesos, en cuya última fase compitieron dos empresas que tienen una relación entre accionistas y representantes legales.

Se trata de Limasa S.A de C.V y de Conjunto Industrial Monterrey S.A de C.V, en las cuales Miguel Ángel García García es administrador único de la primera y representante legal de la última, según consta en las actas administrativas de éstas y que consultó El Big Data.

El pasado 28 de octubre, la Dirección General de Administración de la alcaldía que dirige la morenista Patricia Aceves Pastrana concedió el fallo favorable de la licitación 30001029-002-2019 a la empresa Limasa, de entre 11 empresas competidoras.

Durante el proceso, según denunciaron de manera formal Teletec de México y Mex-com Agencia Comercial Taxqueña –dos de las empresas participantes—, se descartaron a nueve de los interesados supuestamente por no cumplir con la documentación requerida, así como de carecer pruebas de laboratorio distintas a las establecidas en las bases de la licitación.

Limasa y Conjunto Industrial Monterrey resultaron ser las únicas seleccionadas para competir entre ellas en la última fase, la de subasta, según consta en el Acta de Fallo.

En el acto de ocurrido el 31 de octubre estas empresas presentaron a José Luis Montoya Álvarez y a Raúl Ruiz Martínez como representantes legales de cada una de las empresas, pero al consultar el Registro Público del Comercio se encontró una relación entre el administrador único de una y el presentante legal de otra.

Limasa es una empresa que tiene por objeto la comercialización de material eléctrico, entre otros, y en cuya acta de constitución mercantil número 19946 , designa como administrador único a Miguel Ángel García García.

En el registro de Conjunto Industrial Monterrey –constituida como empresa en agosto de 2006—, en agosto de 2019, dos meses antes de la licitación de luminarias, nombró al mismo personaje, Miguel Ángel García García como su representante legal.

 

El artículo 39, fracción XI de la Ley de Adquisiciones para el Distrito Federal señala que la administración pública debe abstenerse de celebrar contratos con aquellas personas físicas o morales, socios de personas morales, o sus representantes, que formen parte de otras que se encuentren participando en el mismo procedimiento.

Al respecto se consultó a la alcaldía Tlalpan; sin embargo en una respuesta oficial enviada el 19 de noviembre a este medio, insistió en que las empresas participantes no tienen ninguna relación de socios, accionistas o representantes.

“De los cuales, conforme al mecanismo de subasta previsto en la ley, el licitante adjudicado por precio más bajo fue Limasa, S.A. de C.V. La empresa licitante que quedó en segundo lugar fue Conjunto Industrial Monterrey, S.A. de C.V. Cabe aclarar que conforme a lo que marca la ley, las empresas que participaron en el proceso de licitación, no tiene ninguna relación de socios, accionistas o representantes”.

Otras irregularidades

El proceso de licitación también estuvo plagado de otras inconsistencias, según denunciaron por separado las empresas participantes Teletec de México y Mex-com Agencia Comercial Taxqueña.

En el documento de queja que Teletec envió al Gobierno capitalino, y al que tuvo acceso El Big Data, se aseguró que en la subasta, última etapa del proceso de licitación, se dio procedimiento previamente acordado porque en Conjunto Industrial Monterrey cedió sin esfuerzo ante la oferta de Limasa, en una etapa en la que tendrían que mejorar los precios de referencia.

“Uno de los participantes ofreció un 2% de descuento y cerró la compra ante la pasividad de la única otra empresa participante”, se lee en la queja de Teletec.

Además, Limasa y Conjunto Industrial Monterrey presentaron una oferta con el mismo modelo, marca y empresa productora “DIAMING”, como abastecedora. Este hecho también fue reconocido por la Dirección de Recursos Materiales y Servicios Generales, en el Acta de Fallo del 31 de octubre de 2019, sin ningún comentario al respecto.

Teletec aseguró que el producto de ambas era de origen chino, privilegiándose el mercado extranjero pese a haber al menos dos ofertas de productos mexicanos y más económicas.

“Ambas presentaron propuestas muy similares con precios muy por arriba del resto de los participantes y de los precios de mercado para este tipo de luminarios, ya que es conocido por todos que un luminario con las características solicitadas oscila entre los 3 mil y los 4 mil pesos más IVA, mientras que estas empresas presentaron ambas propuestas por arriba de los 4 mil 800 pesos”, denunció la empresa.

Además, la Dirección de Recursos Materiales y Servicios Generales de la alcaldía modificó las bases de la convocatoria durante la Junta de Aclaración de Bases, del 22 de octubre de 2019

En ésta solicitó a las 11 empresas interesadas pruebas de laboratorio de Descargas Atmosféricas, de Fotometría por laboratorio de la CDMX, misma que no pidió en las bases publicadas a inicios de octubre.

Coincidentemente Limasa y Conjunto Industrial Monterrey fueron las únicas que cumplieron con este requisito; cuatro de las seis empresas que llegaron a la segunda fase del proceso de licitación fueron descalificadas por contar con esta prueba.

Teletec de México manifestó que estos requisitos adicionales e informes de prueba de laboratorios eran difíciles de obtener en los periodos que se establecieron posteriormente.

También señaló que la alcaldía contravino la legislación vigente pues la Junta de Aclaraciones sólo pueden hacerse observaciones a las bases existentes y no añadir requisitos ni especificaciones.

Mex-com también mostró su inconformidad al respecto.

“Mex-Com Agencia Comercial Taxqueña manifiesta la inconformidad de la descalificación por no cumplir con especificación, el cual podemos justificar y demostrar ya que ofertamos el mejor precio, marca y calidad y producto hecho en México”.

Las modificaciones a las bases originales de la licitación también fueron reconocidas en Acta de Fallo de la administración.

Las empresas pidieron que se reponga el proceso de adjudicación y se inicien investigaciones respecto a estas y otras irregularidades.

“Por lo anteriormente expuesto y en sintonía con la promesa hecha por el gobierno actual, a todos los mexicanos de poner un alto a la corrupción, es que solicitamos respetuosamente se detenga y reponga este proceso de adjudicación, se lleven a cabo las investigaciones y se sancione a los responsables que han abusado de la confianza depositada en ellos”.

TE INTERESA

REVISTA